Narrativa

Mostrando todos los resultados (7)

  • Ville EvrardMario Klachko

    Como en un juego de muñecas rusas, Mario Klachko despliega una historia: la de una generación forjada y fragmentada en el trauma, un mundo de virtudes y miserias personales atravesadas por tragedias históricas. En la prosa de Klachko nada es solemne ni grave; todo en su relato es urgente y primordial. Sin concesiones políticas ni literarias, por momentos dotada de un humor brillante y brutal, esta novela nos invita a pasear airadamente por el filo del abismo, allí donde convergen la utopía con el delirio y lo extraordinario con lo mundano. Ville Evrard es, ante todo, una pieza faltante e impensada en el escenario de la literatura argentina contemporánea, aunque acaso sea mucho más que eso.
  • Despertar de la hydraAA. VV.

    ,

    $250,00

    "Para escribir, y lo comprenden los antologadores de Despertar de la Hydra, Juan Romero Vinueza y Abril Altamirano, hay que emperifollarse como para la mejor de las citas, como para cumplir la mayor de las encomiendas. Recordemos que el mejor cartero viste de frac. Su tarea es estoica, y hay que cumplirla a cabalidad. El mejor cartero sería aquel que infringe la ley, abre el sobre, corrige la ortografía, la caligrafía, reescribe una carta lapidaria, una carta confesional, y evita que los verdaderos besos que se enviaron por medio de ella y que son el alimento de los fantasmas, sean hurtados en el camino. El mejor cartero es el que jamás cumple con su labor, pero que al incumplirla la adosa de sentido, magia, de una voz que se parece a la de Dios. Nuestros autores de Despertar de la Hydra son el vivo ejemplo de estas elegancias." Carlos Vásconez
  • AotearoaSebastián Blem

    Aotearoa narra las vivencias de Sebastián Blem, un joven mochilero argentino, en su viaje iniciático hacia Nueva Zelanda, donde trabajó y recorrió las tierras de la gran nube blanca durante un año.
  • ComplejoSantiago Vizcaíno

    ,

    $180,00

    Willy es un migrante, un ecuatoriano que vive en Málaga y que, desde su perspectiva, entre tierna y grotesca, describe paisajes, retratos y escenas que podrían conformar una película de perdedores y cínicos, pero que no es sino una postal de la realidad. La que no nos gusta, tal vez, la que está alejada de las grandes historias y de las grandes vidas. Willy es un malaleche, y no puede pedir perdón por ello. Escribe. Y en su escritura nos perdemos para imaginarnos si él no será el reflejo del hijo que hemos parido o un retrato de nosotros mismos, asentados sobre un país imaginario o sobre un torreón desde donde divisamos otra costa, la del territorio al que jamás arribaremos.
  • La vida exteriorCarlos Vásconez

    ,

    $180,00

    Una musa. Una novela. Un escritor. Un diario. Una fanática. Una obsesión. Estos componentes podrían, a priori, decirse el esqueleto de esta novela, la última obra de Carlos Vásconez. Pero al sumergirse en sus páginas, donde el ritmo de la bohemia y la urbe aceleran el tiempo, iremos descubriendo que sus ejes centrales son, más bien, otros: el deseo de todos de amoldarnos a un ideal o destino escrito para uno, y la búsqueda incesante de ese amor perfecto construido con nuestros sueños y palabras. Vásconez vuelve a la novela con esta genial obra para interrogarnos a todos como lectores y escritores sobre la verdadera finalidad de la literatura, enfatizando aquel enunciado coetziano: "La literatura trata del modo en que los jóvenes se debaten por escapar del peso de los viejos, y todo en aras de la especie".
  • Matar a mamá - MatricideSantiago Vizcaíno

    ,

    $180,00

    Imagine el lector que sale de su casa, dentro de su cartera o bolso lleva este pequeño libro, pero sin saberlo está cargando uno de los museos contemporáneos más completos del mundo, el verdadero museo callejero, donde lo social y sus complejas intersecciones son las diversas muestras y exposiciones que inauguran este mes. En sus salas podrá encontrar a una prostituta enamorada de un cliente matricida, a un fiscal morboso, a un poeta imantado por un ángel, a un ex soldado caníbal, a un anciano obsesionado con su requinto, a un joven desencantado y abandonado hasta por su propio cuerpo y madre, a un borracho flaneur, a un guardia de seguridad obnubilado por el poder de la pólvora, a una esposa que huye de su instinto asesino... Tenga cuidado el lector: el museo abre cuando usted lo disponga, pero nadie puede garantizarle un horario de cierre y mucho menos una salida de emergencia.
  • Te perdono régimenSalvador Izquierdo

    ,

    $180,00

    Sobre este libro se podrían enumerar una serie de partes diferentes: como las del cuerpo, que duelen, que dan placer, que se reflejan y que te llevan lejos. Lejos al caminar pero también que te conducen dentro y más allá en una lectura tan amena como dispersa y conmovedora. Pero, lo que más llama la atención del lector es cómo hacer para calificar y procesar una materia recopilada de cuentos de resolución inesperada tan genuina dentro de una narración que funciona como un uno y un múltiple al mismo tiempo. ¿Cómo negociar esta suerte de discontinuidad de lo continuo?